| 
  • If you are citizen of an European Union member nation, you may not use this service unless you are at least 16 years old.

  • Work with all your cloud files (Drive, Dropbox, and Slack and Gmail attachments) and documents (Google Docs, Sheets, and Notion) in one place. Try Dokkio (from the makers of PBworks) for free. Now available on the web, Mac, Windows, and as a Chrome extension!

View
 

Sangre en las Calles

Page history last edited by Norma Moreira 1 year, 3 months ago

 

Español    English    

Sangre en las Carreteras

 

A diferencia de la mayoría de los expatriados, y muchos Manabitas, mi principal temor no son los robos, las inundaciones, o las invasiones de casas que son cada vez más comunes. Mi mayor miedo, cada vez que me pongo al volante o subo a un bus, es la alta incidencia de accidentes de tránsito, y el número de personas que resulta herida o muerta a diario en las carreteras de la provincia.

 

Según Wikipedia, en tasa de mortalidad en siniestros de tránsito Ecuador está en segundo lugar en toda América Latina, atrás de Bolivia. Hay muchas razones: el mal estado de los vehículos, muchas veces sin frenos o luces de señal, el mal estado de algunas carreteras, el mal estado de los choferes, muchas veces intoxicados o sin haber  descansado el tiempo necesario, y la indiferencia generalizada a las leyes de tránsito. Pero cada día hay un nuevo peligro en las carreteras: los teléfonos celulares.

 

¿Cuántas veces he visto a alguien hablando por teléfono, leyendo o mandando mensajes de texto o e-mail, o usando la cámara como espejo? O cambia el semáforo y el carro adelante no se mueve, parece parqueado, mientras su chofer mira abajo, enfocado en su pequeña pantalla. Por supuesto ese comportamiento es ilegal, aunque poco sancionado.  La sanción por usar el teléfono mientras se conduce es el 10% de un salario básico unificado (USD 40) y tres puntos menos en la licencia de conducir. Hasta tener el teléfono en su mano es infracción.

 

Este problema existe en todas partes a grados diferentes y con trato diferente. En Boston, donde vivimos muchos años, acaban de imponer una nueva ley muy especifica sobre lo que uno puede y no puede hacer con su teléfono mientras maneja. Por ejemplo, en Boston puede usar el parlante y control de voz, si el aparato está colocado en un lugar apropiado. Puede usar audífonos de Bluetooth en un solo oído. Puede usar la función de navegación si el aparato está en el parabrisas, tablero o consola central. Y puede usar su teléfono en una auténtica emergencia para llamar a la policía o bomberos, o para reportar un accidente.  Pero NO PUEDE hablar por teléfono en modo manos libres. No puede marcar números o entrar direcciones. No puede mirar fotos o videos, y no puede mandar o leer textos.  Tampoco puede usar su teléfono parado en un semáforo, y los adolescentes no pueden usar sus teléfonos en ninguna manera o modo mientras manejan.

 

Por su puesto, teniendo un reglamento detallado no soluciona el problema. Pero con mejor educación de  la ANT, y aplicación rigurosa, podremos bajar esta tasa horrorífica de heridos y muertos. El mejor castigo, además de las multas y puntos, seria pasar una noche en la sala de emergencia del Hospital Rodríguez Zambrano donde llevan las víctimas de los accidentes más sangrientos. Cada noche allá se ven cosas que nunca olvidará y le hará pensar dos veces antes de arriesgar su vida en nuestras calles y carreteras.

 

 

Blood in the Streets

 

Unlike most ex-pats, and many local citizens, my greatest fear is not the robberies, the floods, or the home invasions that are increasingly common. My greatest fear, every time I get behind the wheel or get on a bus, is the high rate of traffic accidents, and the number of people who are injured or killed ievery day on the highways of the province. 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comments (0)

You don't have permission to comment on this page.